SAV trabaja por la reducción de su huella de carbono y el reciclaje de residuos

S.A. Agricultores de la Vega de Valencia (SAV) es una empresa de servicios en el ámbito medioambiental que trabaja desde 1900 en la limpieza de espacios públicos urbanos y sectores privados, gestión integral de residuos y el mantenimiento de depuradoras de agua. SAV tiene un gran compromiso con las necesidades medioambientales y urbanas de cada una de las ciudades en las que opera (Comunitat Valenciana, Catalunya, La Rioja, Castilla – La Mancha y León, Andalucía, Aragón, Navarra, Euskadi, Murcia, Galicia, Asturias, Extremadura, Baleares y la Comunidad de Madrid). Con un alto estándar de calidad, innovación y eficacia, ayuda a un desarrollo sostenible de la sociedad y a la economía circular de sus residuos. SAV está inmerso en una transición para lograr ser altamente competitivos con el cambio climático y las emisiones al medio ambiente.

Acción destacada es el proyecto que reduce las emisiones mediante dispositivos electrónicos de última generación en su flota de vehículos. Este proyecto de innovación obtuvo el primer premio de proyecto de colaboración público-privada en el año 2019.

La planta de residuos de Manises cuenta con una nueva línea de recuperación para cubrir el reciclaje de vidrio del Área Metropolitana de Valencia, disminuyendo los residuos eliminados a vertedero y mejorando la calidad del material bioestabilizado generado en la planta de Manises. En esta línea se recuperan al año más de 10.000 toneladas de vidrio.

Desde hace más de 5 años SAV certifica su huella hídrica (HH), siendo pionera en Europa en aplicar el cálculo de la HH en zonas verdes, parques y jardines.

Con la finalidad de seguir creciendo como organización responsable y competitiva, también participa en diferentes proyectos financiados por la Unión Europea:

WaystUp!: SAV lidera este proyecto cuyo objetivo es obtener productos de alto valor añadido derivados de residuos orgánicos a través de bioprocesos, dando a los residuos una segunda vida. El presupuesto total es de 11.9 millones de euros y está formado por un consorcio de 27 entidades colaboradoras de diez estados miembros de la Unión Europea.

BioSupPack: el objetivo es la transformación de residuos vegetales en PHA, creando así un bioplástico sostenible. Su presupuesto total de 6.4 millones de euros con un consorcio formado por 17 entidades colaboradoras de siete estados miembros de la Unión Europea.

Hoop: el proyecto ofrece asistencia a nivel de la Unión Europea para el desarrollo de proyectos de inversión en valorización de los OFMSW (Fracción Orgánica de los Residuos Sólidos Municipales) o UWWS (Lodos de Aguas Residuales Urbanas) para la obtención de productos sostenibles. El presupuesto total son 9 millones de euros. Incluye socios de 10 países de la Unión Europea.

Recover: su objetivo es tratar de resolver el problema de los residuos de plásticos agroalimentarios y agrícolas. SAV mediante los agrolabs pretende contribuir en este proceso. Su presupuesto total son 4.4 millones de euros y el consorcio está formado por 17 entidades colaboradoras de ocho estados miembros de la Unión Europea.

Fermentación del proceso de obtención de carotenoides mediante el uso de posos de café en el proyecto WaystUp!

Estación de Depuración de Aguas Residuales de Carraixet