BIONORD sigue abriendo el camino

El proyecto de gestión de residuos municipales conocido como BIONORD agrupa 49 municipios del norte de Castellón que conforman el Consorcio de Residuos C1 fue el primer proyecto que se generó según la normativa del antiguo PIR de 1997, en concreto desarrolló las previsiones y determinaciones del Plan Zonal de la ZONA1. 

En aquel momento, ante la falta de experiencia en la aplicación e implantación de estas previsiones, se suplieron las lagunas técnicas y jurídicas existentes con voluntad, esfuerzo e imaginación y se consiguió abrir camino de aprendizaje que luego se aprovechó para otras zonas.

Ha sido el primer proyecto de la Comunidad Valenciana en contar con todas las instalaciones proyectadas, ecoparques, estaciones de transferencia, la planta de tratamiento (con dos líneas fracción resto y orgánica separada) nave de residuos voluminosos, depuradora, aula ambiental y depósito de rechazos.

La base inicial en política estratégica y diseño del proyecto fue potenciar y considerar básica la recogida y separación en origen.  La red de ecoparques que se implantó desde el inicio de la explotación (2012) consistía en 24 ecoparques, 8 ecoparques móviles y 15 áreas de aportación, consigue récords año tras año y en el año 2020, cada ciudadano ha depositado en los ecoparques una media de 132 Kilos, lo que sitúa a esta red de ecoparques en cabeza de la Comunitat Valenciana. También destaca en su política comunicativa generando novedosas ideas y acciones innovadoras  como actividades de  recogida de residuos  en rutas participativas  en espacios ubicados en los distintos Parcs Naturals de la zona,  o el Proyecto BEA manual   de educación ambiental para cursos  Educación Primaria,  difundir material audiovisual de promoción de la recogida selectiva y el tratamiento de la materia orgánica o incluso colaborar con el sector agrícola local para promocionar aceites locales, con variedades locales, mediante el aceite BIONORD.