SAV AL SERVICIO DEL MEDIOAMBIENTE

camión recolector

S .A. Agricultores de la Vega de Valencia, es una empresa de servicios fundada en 1900, que desarrolla su actividad en el ámbito del Medio Ambiente, desde la limpieza de espacios públicos y privados y la gestión integral de los residuos hasta el mantenimiento de instalaciones depuradoras de aguas. Actualmente presta sus servicios en la Comunidad Autónoma de Valencia, Cataluña, La Rioja, Castilla la Mancha, Andalucía, Aragón, Navarra, País Vasco, Murcia, Galicia, Asturias, Extremadura, Baleares y Madrid.

SAV inicia su andadura en el campo de la Recogida, transporte, tratamiento y eliminación de RSU en 1900, cuando un grupo de agricultores se constituyen en sociedad para, a partir de las basuras de la Ciudad de Valencia, abonar sus campos. Se inicia, de forma artesanal, lo que va a ser una constante en su trayectoria de más de 100 años: la economía circular.

La misión principal de SAV es ofrecer respuestas eficientes a las necesidades medio ambientales y urbanas de las ciudades, a través del más alto estándar de calidad, innovación y eficiencia, contribuyendo al desarrollo sostenible de la Sociedad y a la economía circular; todo ello sin perder de vista el objetivo de continuar creciendo como una organización responsable, eficiente y competitiva, comprometida con la excelencia medio ambiental.

Como parte del compromiso de SAV con la economía circular, actualmente la empresa participa en tres proyectos financiados por la Unión Europea: PlastiCircle, Condereff y WaystUp!

El proyecto PlastiCircle persigue reinventar el proceso del tratamiento de los envases de plástico, volviendo el reciclaje de estos más accesible y económicamente eficiente tanto para el ciudadano como para los profesionales del sector. El proyecto abarca todas las fases del proceso de transformación del residuo plástico en un producto de valor: desde el desarrollo de contenedores inteligentes hasta la mejora de las rutas de transporte del residuo y las tecnologías de separación. Con este fin colaboran veinte socios de ocho países.

Por su parte, el proyecto Condereff reúne a 8 socios de 7 países para intercambiar experiencias y prácticas sobre cómo avanzar desde los procedimientos existentes en la gestión de residuos de construcción y demolición hacia la adopción y una mayor explotación de las mejores prácticas y medidas aplicadas en el campo. El proyecto permitirá a las regiones participantes avanzar en sus objetivos de eficiencia de recursos y crecimiento verde a través de la gestión adecuada de los residuos de construcción y demolición, lo que puede aumentar la demanda de materiales reciclados y respaldar la sostenibilidad y el reciclaje en el sector de la construcción. SAV lidera en el 2019 un nuevo proyecto europeo WaystUp! cuyo objetivo es dar a los residuos orgánicos una segunda vida, transformándolos, a partir de bioprocesos en productos de alto valor añadido. El proyecto cuenta con un presupuesto total de 11,9 millones de euros. El consorcio está formado por 27 entidades colaboradoras de 10 Estados Miembros: Austria, Bélgica, España, Finlandia, Gran Bretaña, Grecia, Hungría, Italia, República Checa y Serbia.